Descripción del proyecto

TRIGO SUCIO  – Estreno el 29 de Noviembre de 2019 en el Teatro Guimerá en Tenerife

Autor: David Mamet

Dirección: Juan Carlos Rubio

Versión: Bernabé Rico

Reparto: Nancho Novo, Eva Isanta, Norma Ruiz y Fernando Ramallo

Diseño escenografía: Curt Allen Wilmer
Diseño vestuario: Pier Paolo Álvaro
Iluminador: José Manuel Guerra
Producción ejecutiva: Bernabé Rico
Ayudante dirección: Daniel de Vicente
Coordinadora Producción: Raquel Merino

Una producción de TALYCUAL en coproducción con La Alegría, Pentación, La Claqueta y Kubelik

Distribución: Pentación

DOSSIER

Sinopsis: En la meca del cine, el jefe de un estudio cinematográfico dedica su tiempo a seducir a artistas guapas, comprar a la prensa y hacer películas de nulo interés cultural. Para él tan sólo importa el sexo, el poder y el dinero. Hasta que una joven aspirante a actriz se resiste a ponerle precio a su carrera, lo que precipitará la caída del magnate hasta lo más hondo del escalafón social.

Críticas «TRIGO SUCIO»

elcorreodeandalucia (14/02/2020) “TRIGO SUCIO”: Una cuestión de peso

… Fundamentalmente el autor de la adaptación, Bernabé Rico —que ha sabido tomarle el pulso de manera acertada al texto de Mamet— y el director Juan Carlos Rubio, alguien que viene sabiendo lo que se hace desde hace mucho tiempo. Una pareja que ya trabajó codo con codo en La culpa, otro texto de Mamet traído con éxito a nuestro país, y que tiene la capacidad de entregar lo que se pide exactamente desde la platea. Esto es, dinamismo, frescura, personajes con los que empatizar o a los que odiar, una trama envolvente y un mensaje sencillo y directo. Y si el cóctel va acompañado de humor, mejor que mejor. En resumidas cuentas, lo que el espectador medio lleva exigiendo desde los tiempos de Aristófanes...

laopiniondemalaga.es (11/02/2020) “TRIGO SUCIO”: Un aplauso cómplice

… Es la historia del abuso de poder. Pero también concretamente la de quien usa ese poder para amenazar la carrera y la vida de mujeres, sus actrices, si no hay a cambio relaciones sexuales. ¿Les suena? Sí, está basado en Harvey Weinstein al que docenas de mujeres han acusado de acoso sexual, agresión sexual o violación. Y en el espectáculo se nos muestra con un aire de comedia, con un aire de grotesco. Tiene sentido. Al fin el grotesco es esa percepción que permite ver la naturaleza real de las cosas y que nos lleva a lo dramático mediante lo cómico...

aforolibre.com (09/02/2020) Trigo Sucio en El Cervantes

… Rico en su versión y Rubio en la dirección, los actores, la escenografía, hasta los calcetines de Novo, van todos en la misma dirección así que no veo casual nada, es todo la misma apuesta. La dirección es estupenda, los actores Nancho Novo, Eva Isanta, Norma Ruiz y Fernando Ramallo se mueven con soltura, las acciones son lógicas y apoyan a los actores en su trabajo, no hay bajones de ritmo. La comedia no es descacharrante, no hay grandes chistes, tampoco hay pausas de comedia para que el público aplauda chistes… tiene muy buen ritmo, insisto, y se sigue sin agotamientos...

mardteatro.com (6/12/2019) “TRIGO SUCIO”: MAMET Y EL ESPÍRITU BURLÓN

…La dirección de Juan Carlos Rubio es firme, ha trabajado con un buen equipo y el juego de entradas y salidas agiliza mucho la acción dentro de una escenografía maravillosa de Curt Allen Wilmer, un despacho de los estudios de cine con carteles de películas famosas (como “El mayordomo” transformada en “El último vegano”) que en el tramo final de la obra es clave en la resolución de la comedia, jugando de nuevo con el teatro dentro del teatro, el cine dentro del cine.

Diario Córdoba (1/2/2020) ‘Trigo sucio’ en el Gran Teatro de Córdoba

…Bernabé Rico presenta un texto inteligible, que no da tiempo al aburrimiento, totalmente hilvanado para que no se escape ningún detalle de lo que se desarrolla en el escenario. En lo que se refiere al cómo se logra esto, hay que felicitar a Juan Carlos Rubio que utiliza en su provecho la magnífica escenografía de Allen Wilmer, para dirigir con mano firme a los actores sin dejar grietas ni resquicios, imprimiendo un ritmo muy ágil al texto, modulándolo sin aspavientos en su justa medida, para sacar esta historia de un contexto que pudiera resultar pobre convirtiéndola en una magnífica comedia llena de sarcasmo en la que, si la ansiedad se convierte en llanto, aquí la risa es una liberación. Juan Carlos juega con sabiduría las entradas y salidas,  y emplea todo el especio escénico a favor de la muy buena puesta en escena...