Descripción del proyecto

EL PELIGRO DE LAS BUENAS COMPAÑÍAS – Estreno el 18 de marzo de 2022 en el Teatro Reina Victoria de Madrid

Autor: Javier Gomá
Director: Juan Carlos Rubio

Reparto: Fernando Cayo, Carmen Conesa, Ernesto Arias y Miriam Montilla

Escenografía: Estudio deDos (Curt Allen y Leticia Gañán)
Iluminación: José Manuel Guerra
Vestuario: Silvia de Marta
Composición y dirección musical: Julio Awad
Ayudantía de dirección: Chus Martínez
Dirección de producción: Maite Pijuán
Jefatura de producción y producción ejecutiva: Álvaro de Blas
Ayudantía de producción: Marco García
Dirección oficina técnica: Moi Cuenca
Oficina técnica: David Ruiz
Auxiliares de producción: Iván Garrido y Diego Rodríguez
Jefatura técnica: Álvaro Guisado
Regiduría: Chus Martínez
Maquinaria: Mariano Carvajal
Sonido: Andrés Duffill
Realización de la escenografía: Readest
Realización de trajes de hombre: Camille de le Mans

Una producción de Lantia Escénica.

Sinopsis: Dos parejas protagonizan El peligro de las buenas compañías: las que forman dos hermanas, Lola y Julia, con sus maridos, respectivamente, Tristán y Félix. Tristán, un abogado de prestigio, a punto de llegar a la cima de su carrera profesional, entra en una crisis conyugal severa por los efectos perversos derivados de la mera proximidad familiar de su cuñado, Félix, un individuo sin tacha, bondadoso, servicial, sinceramente tierno, con quien se le compara más de lo que él quisiera porque el cotejo incesante sólo le depara una copiosa lluvia de reproches. Son, pues, estas inevitables comparaciones, sin necesidad de que el cuñado haga nada concreto, salvo ser virtuoso, las que despiertan en Tristán un intenso resentimiento. Entretanto, Lola, profesora de filosofía, desea emprender un nuevo negocio por su cuenta y Julia se somete a una operación quirúrgica ocultando con un divertido engaño a los otros tres, incluido Félix, la gravedad de su enfermedad para evitarles el sufrimiento.
La trama avanza dando muchas vueltas conforme a las convenciones de las comedias de enredo: equívocos, confusiones, malentendidos, suplantaciones, golpes de efecto. Empieza en una cena familiar y termina en una fiesta sorpresa, donde ocurre el inesperado desenlace de los acontecimientos, feliz sólo en apariencia porque está basado en una concatenación de malentendidos.

Críticas ‘EL PELIGRO DE LAS BUENAS COMPAÑÍAS

Elarcondenatalia.com (7/5/2022) ‘El peligro de las buenas compañías’, Teatro Cervantes

… La reflexión que nos quiere hacer Javier Gomá en este texto es que no todo tiene que ser lo que nos han planteado. Hay que plantearse el dar una vuelta de tuerca a lo establecido, y no conformarnos con lo que se dictamina que es bueno o malo, y de aquí hace una traslación interesante hacia lo que para muchos implica el matrimonio, aunque más que eso, lo que debate es sobre el compromiso. ¿Qué significa ese pacto y se debe simplemente conformar con lo que el término conlleva, o puede uno exigir más si así lo siente?

Juan Carlos Rubio ha dirigido a estos dos maestros como digo, en contrapunto con la sensibilidad de la pareja formada por Félix y Julia. Siempre tiene que haber ese contraste para que se materialice la comedia, y en este caso ha sucedido con creces. Los puntos están muy equilibrados y el maniobrar con música, los planos y segundos planos o los juegos de luces ayudan a que el dinamismo sea mucho mayor, y que no se pierda el ritmo porque no paran de sucederse acontecimientos en la historia...

Vallecas.com (22/4/2022) ‘El peligro de las buenas compañías’, Una comedia filosófica sobre el bien y el mal

…Una comedia dinámica, divertida, hilarante a veces, y muy recomendable por lo ingenioso del texto y la propuesta en cuanto a una filosofía diferente a la habitual. El resto de actores tienen su papel bien dibujado y lo bordan, al igual que la dirección solvente del prolífico Juan Carlos Rubio, que ya lleva en este año dos montajes en su haber: ‘En tierra extraña’ y ‘La isla’. La música de piano es en directo y conecta las escenas o separa los espacios escénicos. Una obra recomendable para pasar un buen rato y pensar. La filosofía es lo que tiene. “Un día sin bailar, es un día perdido” que decía Nietzsche y sin teatro más, diría yo...

El cierre digital.com (17/4/2022) ‘El peligro de las buenas compañías’, alta comedia de Javier Gomá con un sublime Fernando Cayo

…Como nos recordaba Javier Gomá en la citada columna, matriz de esta obra, el mal ejemplo nos absuelve mientras que el bueno nos obliga a responder de nuestra vida, nos señala con el dedo acusador y nos condena.

Y este es el acertado planteamiento de su alta comedia El peligro de las buenas compañías, que se representa en el centenario y bellísimo Teatro Reina Victoria que ahora regenta ese Midas teatral que es Jesús Cimarro y que con tanto cuidado preservó el último romántico del teatro que es mi amigo Enrique Cornejo. Por cierto, un escenario muy adecuado, por su dimensión y cercanía, para meterte dentro del planteamiento de una obra como ésta…

Con la dirección eficaz de un sólido Juan Carlos Rubio, con un escenografía elegante y llamativa de Estudio deDos, imbuida en una iluminación acertada de José Manuel Guerra, sobresale un elenco de artistas y actrices que merecen un comentario aparte

ABC (15/4/2022) ‘El peligro de las buenas compañías’, La odiosa perfección.

…Aunque la obra no es filosófica, su texto sí está trufado de hondas e interesantes reflexiones en torno a la ejemplaridad y sus peligros, la columna vertebral de la comedia; lógico, teniendo en cuenta la adscripción del autor y el origen de la obra, un ensayo. Javier Gomá utiliza el humor para sembrar sus pensamientos en el espectador y que éste se ría de sí mismo -también el autor lo hace- y se tome menos en serio de lo que lo hace. Lo hace con un tono de ‘alta comedia’ de las de toda la vida, hábiles diálogos y un lenguaje sofisticado (a veces puede llegar a sonar poco natural), que Juan Carlos Rubio convierte con su probada habilidad en un entretenido juguete escénico…

Diariocritico.com (6/4/2022) ‘El peligro de las buenas compañías’: ejemplaridad temeraria

…Hora y media continuada de risas y sonrisas se desprenden de una historia actual, amena, profunda, clara y llena de ritmo que Juan Carlos Rubio ha sabido dirigir con inmenso acierto y desde todos los puntos de vista: comenzando con la elección de los actores, todos ellos magníficos en sus papeles respectivos, y siguiendo por el equipo artístico…

Si el tono de la propuesta es de eso que llamamos alta comedia el fondo es, sin embargo, profundo. Eso solo puede propiciarlo un texto atinadísimo, revisado al máximo y en el que no falta ni sobra una palabra ni una coma. En los tiempos que corren –pandemia, guerra en Ucrania, inflación desbocada y futuro más que imprevisible-, oasis de sonrisas y pensamientos paradójicos como los que ofrece ‘El peligro de las buenas compañías’ son más necesarios que nunca…

La Razón (26/03/2022) ‘El peligro de las buenas compañías’: Cuando ser demasiado ejemplar trae problemas

No es una obra conceptual, es dramática, pero a través del humor subyace una idea que da para pensar, es un teatro que da para reflexionar sobre la condición humana. En Moliére se ríe uno mucho, pero sales pensando y por eso llamamos hoy Tartufo a los hipócritas o avaro a quien tiene una relación viciosa con el dinero, es decir, son reflexiones que van más allá del simple entretenimiento teatral», concluye…

Elespañol.com (26/03/2022) ‘El peligro de las buenas compañías’ o la envidia de la virtud

…Gomá publicó esta pieza en 2019 bajo el título Quiero cansarme contigo y con el subtítulo que ahora ha sido el elegido para la producción teatral: El peligro de las buenas compañías. La pieza sobre el papel resulta muy discursiva, con largos monólogos en los que los personajes manifiestan sus sentimientos. Juan Carlos Rubio ha recortado con buen juicio el texto. 

Rubio es uno de los dramaturgos y directores con más oficio y que mejor conoce los secretos del escenario (por cierto, con una actividad febril este año, nos ha ofrecido ya dos espectáculos magníficos: En tierra extraña y La isla). Esta puesta en escena es un ejemplo de cómo infundir dinamismo a un texto que tiene poca acción y donde los personajes reflexionan en voz alta. Crea un espacio indefinido —que no se sabe si es un pub o el salón de una casa— presidido por un piano, que permite a los actores retirarse a las sombras cuando no actúan y tocar el piano como un elemento de unión de las escenas… 

TARÁNTULA (22/03/2022) El peligro de las buenas compañías

…La obra está dirigida con destreza por Juan Carlos Rubio, que ha contado con una escenografía con un espejo en forma pez que da mucho juego diseñado por Curt Allen y Leticia Gañán, y con unos actores como Ernesto Arias, Fernando Gayo, Carmen Conesa y Miriam Montilla, que se mueven en en el género estupendamente.

En otro tiempo por el físico de las actrices y actores, por la confortable escenografía, por la que se mueven los personajes, y por su calidad de vida. A El PELIGRO, de las BUENAS Compañías. se le habría etiqueta como alta comedia, pero en los tiempos de la globalización de la imagen que vivimos, los personajes son reconocibles y se pueden identificar con ellos, todo tipo de público…

Madrid Diario (19/03/2022) ‘El peligro de las buenas compañías’, o las crisis matrimoniales

… Comedia de enredo sobre las circunstancias profesionales o personales que provocan las crisis de estos cuatro personajes. De ella escriben los responsables: “Es también una comedia moral que da que pensar sin necesidad de moraleja y que desemboca en un final aparentemente feliz basado en un gran malentendido”.

En definitiva, divertir con un texto y situaciones trazadas con rigor y que pueden ser reconocibles por cualquiera de los espectadores…

Juan Carlos Rubio se confirma como el profesional más activo de la escena madrileña, como autor y director. Además de esta función tiene en cartel En tierra extraña y acaban de terminar temporada Desmontando a Séneca y La Isla.

ABC (17/03/2022) ‘El peligro de las buenas compañías’ o el riesgo de los cuñados ejemplares

… «Esta no es una obra filosófica ni de pensamiento -añade-, es una obra de conversaciones posteriores». «El teatro es no conceptual; el teatro es acción, es drama, son personajes y conflictos. Un espectador puede pasar un buen rato -y con todo el convencimiento les digo a los espectadores que no se pierdan este espectáculo-; es una obra muy particular, se va a reír, se va a emocionar. El planteamiento es filosófico, sí, pero no la narración»…